Antiinflamatorios naturales. Qué son y para qué sirven.

Los antiinflamatorios naturales son plantas que pueden reducir la inflamación. A diferencia de los antiinflamatorios sintéticos (AINE y esteroides) los de origen vegetal no tienen contraindicaciones, no son gastro lesivos y pueden tomarse durante largos periodos de tiempo.Los antiinflamatorios naturales son hierbas y plantas medicinales capaces de actuar sobre los mecanismos y causas que provocan la inflamación de los tejidos, ya sea el tejido óseo, los vasos sanguíneos o el tejido epidérmico.

la garra del diablo

La hinchazón de una rodilla por desgaste de la articulación, o presenciar mal en los dedos de las manos o de los pies son procesos comunes que la mayoria de las veces nos obligan a tener que recurrir a un fármaco para remover esa molestia.

No obstante, hay maravillosos antiinflamatorios naturales que tienen la posibilidad de calmar el mal articular de forma muy eficaz. Por supuesto, siempre deberemos continuar antes que nada las prescripciones médicas pero, cuando estés en el hogar y sientas la necesidad de tomarte un calmante o el tradicional ibuprofeno, recurre antes a estos antiinflamatorios naturales. ¡Verás qué alivio te ofrecen!

🎡 Tabla de Contenido
  1. 1. El romero
    1. Ingredientes
    2. Procedimiento
  2. 2. Cola de caballo
  3. 3. La cúrcuma
    1. Ingredientes
    2. Procedimiento
  4. 4. El jengibre
    1. Ingredientes
    2. Procedimiento
  5. 5. Lino o linaza

1. El romero

romero

El romero es una hierba aromática y medicinal muy recurrente en la dieta mediterránea, que contribuye un gusto característico a los platos y que, además, es muy usada en toda clase de remedios naturales. ¿Sabías además que tiene la propiedad de accionar de la misma manera que un calmante? Es magnífica para achicar toda clase de dolores articulares.

Esto hay que, fundamentalmente, a que en su estructura tiene ácido ursólico, el cual combate de manera muy eficaz esta clase de infecciones que se generan cerca de los cartílagos o en las articulaciones de manos y rodillas, y sin ocasionar ningún efecto secundario.

Ingredientes

  • 200 gramos de romero.
  • 2 vasos de agua (400 ml).

Procedimiento

No tienes más que hacer una infusión. Cuando el agua esté hirviendo, agrega las ramitas de romero para que se destilen las caracteristicas durante 20 minutos. Pasado ese tiempo, deja reposar. Puedes tomar dos tazas al día.

Leer más:  Propiedades, beneficios y usos del vinagre de manzana

2. Cola de caballo

Cola de caballo

Puedes hallar cola de caballo en farmacias y tiendas naturales preparadas. Lo espectacular de la cola de caballo es que, además de levantarse como uno de los especiales antiinflamatorios naturales, es una planta que nos da varios minerales y vitaminas. ¿Cómo tomarla? En infusión, dos ocasiones al día. ¡Te irá muy bien!

3. La cúrcuma

curcuma

Esta especia, originaria de Asia y que contribuye un interesante color a nuestras comidas, es fabulosa para tratar el mal articular. No tengas dudas en probarla antes de recurrir a un ibuprofeno cuando sientas mal.

Gracias a sus características antiinflamatorias, analgésicas y antioxidantes, combate muy como corresponde todos estos procesos infecciosos en que nuestro cuerpo debe recomponer, y desintoxica algún tejido herido. Para beneficiarte de la cúrcuma, puedes prepararte una rica infusión del siguiente modo:

Ingredientes

  • Una cucharada de cúrcuma (20 gramos).
  • 3 tazas de agua (750 ml).
  • 3 medidas de cuchara de miel (60 gramos).

Procedimiento

Empezaremos calentando el agua. Cuando mires que comenzó a hervir, agrega la cucharada de cúrcuma. Vas a ver que, inmediatamente, el agua consigue un color amarillento muy interesante. Facilita que siga en efervescencia a lo largo de 10 minutos para, luego, dejar que repose.

¿Siguiente paso? Cuela el contenido y agrega las tres medidas de cuchara de miel. Tenemos la posibilidad de ir bebiendo con regularidad durante todo el día para tratar la hinchazón y el mal articular. ¡Muy fácil!

4. El jengibre

jengibre

Nos encontramos seguros de que ya intuías que el jengibre iba a manifestarse en esta lista. Esta raíz medicinal es, probablemente, uno de los especiales antiinflamatorios naturales, muy correcto además para tratar los procesos relacionados con el mal articular.

Leer más:  Cómo hacer un amarre de 10 formas distintas

De esta forma ya que, los días en que padezcas de ese padecimiento, no tengas dudas en prepararte el siguiente remedio.

Ingredientes

  • 200 gramos de raíz de jengibre rallada.
  • Dos vasos de agua (400 ml).
  • 2 medidas de cuchara de miel.

Procedimiento

De la misma manera que en los ejemplos anteriores, vamos a hacer una infusión con la planta medicinal. En esta situación, cuando el agua esté hirviendo, agrega el jengibre para que se realice una cocción durante 20 minutos. Pasado ese tiempo, deja reposar 10 minutos para, luego, colar el contenido.

El siguiente paso va a ser agregar las dos medidas de cuchara de miel. Como ves, la miel es un ingrediente faltante en esta clase de remedios puesto que, por medio de sus características naturales, además combate muy acertadamente toda clase de mal articular. Recuerda beber dos tazas al día. Te va a proporcionar excelente resultado.

5. Lino o linaza

Lino o linaza

Las semillas de lino o linaza se tienen la posibilidad de hallar de forma sencilla en tiendas naturales preparadas. No son caras y trabajan como antiinflamatorios naturales para tratar el mal articular por lo siguiente:

  • Por su estructura a partir de Omega-3 proveniente de la naturaleza. Por medio de ello, reforzamos nuestro sistema inmune y ayudamos a nuestro cuerpo a batallar esas infecciones que se crean cerca de las articulaciones. Vale la pena acordarse que, en el momento de tomar Omega-3, siempre va a ser más aconsejable que sea de origen vegetal puesto que, si procede de grasas animales, conseguiremos todo lo opuesto, es decir, “inflamarnos”.
  • ¿Cómo tomamos las semillas de lino o linaza? Tomaremos dos medidas de cuchara del día a día (unos 40 gramos). Puedes tomarlas de manera natural o añadiéndolas en tus ensaladas, pero jamás las cocines, porque entonces perderemos parte importante de ese Omega-3 y, además, las digeriremos mal. Por eso, recuerda: tómalas de manera natural todos los días, como esas vitaminas a las que acostumbrarse y que cuidan de nosotros.
Leer más:  Lámparas de sal: 11 razones científicas probadas para comprarlas

Siempre va a ser más correcto recurrir primero a estos antiinflamatorios naturales que al ibuprofeno. Sin embargo, sigue cada sugerencia que te den los doctores.

5/5 - (9 votos)

¡Seguir leyendo!

Subir