Agua con limón en ayunas ¿Por qué es bueno? Aquí están los beneficios y 6 recetas

El agua y el limón es un remedio muy sencillo al alcance de todos para mejorar algunos aspectos de nuestra salud. Descubre las ventajas de beber agua y limón por la mañana, algunas recetas alternativas pero también las posibles contraindicaciones de esta bebida.A veces vamos en busca de remedios particulares o que vienen de lejos olvidando que muchas veces tenemos en casa ingredientes sencillos y baratos que pueden ayudarnos a solucionar algunos pequeños problemas de salud y hacernos sentir mejor.

limon

A veces vamos en busca de remedios particulares o que vienen de lejos olvidando que muchas veces tenemos en casa ingredientes sencillos y baratos que pueden ayudarnos a solucionar algunos pequeños problemas de salud y hacernos sentir mejor.

Uno de ellos es el limón: Una fruta que podemos utilizar de muchas maneras, por ejemplo preparando una buena taza de agua caliente y limón. El agua y el limón es uno de los remedios naturales más conocidos y apreciados que ofrece varios beneficios, especialmente si se toma a primera hora de la mañana. Por lo tanto, para obtener los máximos beneficios, es aconsejable beber agua y limón en ayunas y esperar un rato (al menos 15-20 minutos) antes de desayunar, para dar tiempo a que el remedio actúe. Descubramos ahora todos los beneficios de esta bebida.

Te contamos todo aquí 👇👇👇

🎡 Tabla de Contenido
  1. Beneficios del agua y el limón
  2. Agua y limón por la mañana: 6 prácticas recetas
    1. 1 .Agua y limón: Receta básica
    2. 2. Agua y limón con semillas de lino
    3. 3. Agua, limón y jengibre
    4. 4.Agua y limón con cúrcuma
    5. 5. Agua, limón y lavanda
    6. 6. Agua, limón y menta
  3. Contraindicaciones del agua y el limón
  4. Advertencias

Beneficios del agua y el limón

Algunas personas consideran que el agua tibia y el limón son una especie de ducha interna que podemos ofrecer a nuestro organismo cada mañana. Al igual que lavamos el exterior de nuestro cuerpo, según la medicina natural también debemos tener cuidado de mantener limpio el interior del cuerpo utilizando, por ejemplo, agua tibia y zumo de limón fresco.

Los beneficios del agua y el limón son muchos y se derivan principalmente de la presencia de la vitamina C y de las moléculas antioxidantes presentes en el limón. En particular, esta bebida purifica el hígado, mejora la digestión y ayuda a la regularidad intestinal (tanto en caso de estreñimiento como de diarrea).

También se destacan muchas ventajas en el nivel de energía de la persona, justamente por el efecto desintoxicante que asegura la bebida si se toma regularmente durante un cierto período. La vitamina C, además, ofrece beneficios a la piel ya que ayuda a la síntesis de colágeno. La unión del agua tibia y el limón es entonces capaz de remineralizar el cuerpo y ayudar al sistema inmunológico a mantener alejados a los virus, bacterias y otros microorganismos patógenos tanto fortaleciéndolo como realizando una acción desinfectante.

Leer más:  Té verde: Propiedades, uso y contraindicaciones

El agua y el limón por la mañana ayuda a solucionar un posible problema de halitosis, dado el poder refrescante del limón, contribuye a la correcta hidratación del organismo y además estimula el metabolismo, favoreciendo la pérdida de peso (de hecho es un remedio natural que suele asociarse a una dieta y actividad física como parte de un plan de adelgazamiento personalizado).

Según la medicina natural, el agua caliente y el limón es un remedio eficaz para regular el pH del cuerpo. Esto sucede porque los ácidos orgánicos responsables de la acidez de la fruta se metabolizan y se transforman rápidamente en dióxido de carbono y luego se eliminan por la respiración, mientras que las bases inorgánicas permanecen más tiempo y se eliminan posteriormente por el riñón.

Agua y limón por la mañana: 6 prácticas recetas

Veamos ahora cómo preparar la bebida, empezando por la receta básica, seguida de 5 variaciones. Te aconsejamos que tomes agua y limón todas las mañanas antes del desayuno para aprovechar al máximo todos sus beneficios y que comas 15 minutos después de la ingesta.

1 .Agua y limón: Receta básica

La receta básica sólo requiere dos ingredientes: Agua tibia o templada y el zumo de aproximadamente un tercio de un limón ecológico. El agua debe estar caliente, pero no hirviendo, para no comprometer el contenido de vitamina C del limón. Se aconseja empezar exprimiendo el zumo de aproximadamente un tercio de un limón de tamaño medio en una jarra (o tetera) que contenga 250 ml de agua caliente y beberlo antes de que se enfríe, pero sin prisas, saboreando el agua caliente y el limón como si fuera un té. Si el sabor es demasiado agrio, se puede empezar con dosis más pequeñas de zumo, aumentando lentamente la cantidad hasta que el paladar se acostumbre a la bebida. Generalmente se aconseja utilizar el zumo de medio limón. Sin embargo, es importante tomar agua y limón con el estómago vacío.

Leer más:  Cardo Mariano

2. Agua y limón con semillas de lino

Esta es una receta especialmente indicada para quienes sufren de estreñimiento o diarrea, ya que las semillas de lino favorecen la regularidad. También tienen una acción antiinflamatoria y emoliente sobre el sistema gastrointestinal. La bebida se prepara hirviendo durante 2 o 3 minutos una cucharadita de semillas de lino en unos 300 ml de agua (el equivalente a una taza), se filtra y se deja la mezcla en la nevera durante toda la noche. A la mañana siguiente, calentar la solución y añadir zumo de limón. También se puede preparar dejando las semillas de lino en remojo toda la noche. A la mañana siguiente, filtrar la mezcla, calentarla y finalmente añadir el zumo de medio limón. Si la mezcla es demasiado "gelatinosa", puedes diluirla con un poco de agua.

3. Agua, limón y jengibre

El agua y el limón también se pueden enriquecer con unas rodajas de jengibre fresco. Se prepara poniendo el jengibre pelado y cortado en un cazo con una taza de agua, se hierve todo a fuego lento durante 10 minutos, se deja enfriar un poco y finalmente se añade el limón.

4.Agua y limón con cúrcuma

El agua y el limón también se pueden aromatizar y enriquecer con el uso de la cúrcuma. Se puede preparar de dos maneras: Utilizando cúrcuma fresca o cúrcuma en polvo. En el primer caso, se pone a hervir una taza de agua con un trozo de cúrcuma, se hierve durante unos 10 minutos, se filtra, se deja enfriar y sólo al final se añade el zumo de limón fresco. Si dispone de cúrcuma en polvo, puede simplemente añadir un poco a su taza preparada de agua tibia y limón, removiendo bien.

5. Agua, limón y lavanda

Una variación muy sabrosa es el agua, el limón y la lavanda. Prepara una infusión ligera de lavanda poniendo una cucharadita de flores secas de lavanda en una taza de agua hirviendo durante 10 minutos. Una vez transcurrido el tiempo, filtrar, dejar enfriar un poco más y añadir el zumo de limón recién exprimido. Esta bebida quita la sed, purifica y relaja el sistema nervioso, gracias a las propiedades calmantes de la lavanda.

Leer más:  ¿Cómo leer las cartas españolas a uno mismo de forma correcta?

6. Agua, limón y menta

Para los que les gustan los sabores refrescantes, sobre todo en verano, el consejo es añadir unas hojas de menta fresca al vaso que contiene agua caliente y limón. La menta añade un aroma fresco y fuerte y hace que esta bebida sea realmente deliciosa y agradable de beber.

Contraindicaciones del agua y el limón

Este remedio tan sencillo no está exento de contraindicaciones. El agua y el limón por la mañana se recomiendan generalmente a todo el mundo, pero las excepciones son los que sufren de insuficiencia hepática. Sin embargo, en el caso de una gastritis leve, es aconsejable empezar con unas gotas de limón por la mañana para evaluar su tolerancia y, si es necesario, aumentar gradualmente en los días siguientes.

En este sentido, nos gustaría recordar que hay muchos testimonios de personas que han visto una mejora significativa de los síntomas de la gastritis tomando esta bebida regularmente.

Una desventaja que puede ocurrir a aquellos que regularmente y durante mucho tiempo beben agua y limón en ayunas se refiere a los dientes. La acidez del limón en la boca puede dañar el esmalte, por eso, para superar el problema, hay quienes toman la bebida utilizando una pajita para evitar el contacto del limón con los dientes.

Advertencias

El zumo de limón que se utilizará para este remedio es recién exprimido. No utilice zumo de limón ya preparado. También es importante elegir limones no tratados o ecológicos para asegurarse de que no hay rastros de pesticidas en la bebida depurativa. Es aconsejable empezar con el zumo de un tercio de limón aproximadamente y luego, si es necesario, aumentar a medio limón. La temperatura del agua también es muy importante: Debe estar templada o tibia, no caliente ni fría. La temperatura adecuada ayuda a la metabolización del remedio natural que puede así actuar de la mejor manera dentro del cuerpo.

5/5 - (6 votos)

¡Seguir leyendo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir